• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2018 The Humane Society of Puerto Rico. Creado con Wix.com                                                         Sobre nosotros              Términos y Condiciones

ESTERILIZACIÓN

Nuestra meta es reducir la cantidad de perros y gatos no deseados en la isla y detener su sufrimiento.

Puedes obtener más información sobre la esterilización de tu mascota, llamando al  787-720-6038.  Para sacar citas debes visitar nuestras facilidades en Guaynabo, de luenes a sábado de 8:00 am a 4:00 pm y pagar la misma en su totalidad.

Para más información de horario y costos puedes visitar la sección de Esterilización en Servicios 

 

PERROS

Las hembras pueden ser esterilizadas (ovarios y útero removidos) y los machos castrados (testículos removidos) desde los cuatro meses de edad. Neutralizar antes de la madurez reduce significativamente el riesgo de cáncer de las mamas, enfermedad frecuentemente común y mortal para perras mayores. También elimina el riesgo de la piometra (útero infectado), problema muy serio en hembras mayores que requiere cirugía y cuidado médico intensivo. El esterilizar protege a las hembras de tener crías no deseadas. Castrar a los machos los protege contra enfermedades de los testículos, próstata, hernias y mejora su conducta evitando que deseen salir a merodear o en busca de perras en celo.

 

GATOS

Las hembras deben ser esterilizadas (ovarios y útero removidos) y los machos castrados (testículos removidos) a los seis meses de edad. Castrar un macho elimina el problema de marcar territorio con la orina, reduce el impulso de escaparse, buscar pareja y también las peleas entre machos. Esterilizar las hembras reduce significativamente y previene el riesgo de cáncer de las mamas, enfermedad que en el 90% de los casos resulta mortal. También elimina el riesgo de la piometría (útero infectado), problema muy serio en hembras mayores que requiere cirugía y cuidado médico intensivo. Debido a que las gatas pueden tener hasta tres crías anualmente, es vital esterilizarla para protegerla de tener crías no deseadas.